Dorel Vișan – Salmos

Salmos sp

De la época del rey David al presente no muchos fueron los que se atrevieron a escribir salmos en la literatura universal aunque los Salmos hebraicos fueron traducidos, parafraseados, imitados por muchos autores cristianos laicos y religiosos. Entre ellos podemos mencionar Martín Luthero, los poetas franceses del siglo XVI Philippes Desportes (1546-1606) y François de Malherbe (1555-1626), los islandeses Jon Thorstheinsson (muerto en 1627) y Hallgrimur Pjetursson (1614-1674) entre muchos otros más o menos conocidos sin olvidar unos autores contemporáneos como el francés Jean Bastaire (nacido en 1927).

Con respecto a la Rumanía, los salmos hacen su aparición en rumano en la segunda mitad del siglo XVI por medio de tres traducciones con autores desconocidos. En la época moderna los salmos como creación literaria inspiraron unos poetas importantes como Tudor Arghezi, Ion Pilat, Vasile Voiculescu.

Siguiendo la tradición literaria de sus predecesores, Dorel Vișan, escritor y eminente hombre de teatro y cine, ofrece al lector una poesía refinada y, ante todo, humilde y sincera, la poesía de un alma abierta delante al Señor.

dorel-visan

Al contemplar la majestad y omnipotencia divinas, el autor se reconoce incapaz de elucidar el misterio de la divinidad y de las leyes cósmicas que gobiernan el mundo visible y invisible, mostrándose deseoso de obtener respuestas a sus preguntas profundamente humanas que son a la vez las preguntas de todas las criaturas quienes caminan el camino terreno hacia el Padre sin poder prever lo que las espera al cabo de una peregrinación llena de dudas y tribulaciones más o menos determinantes de sus destinos: «Señor, desde una eternidad te canto / Y como un trompo bailo / Sin cesar alrededor de ti… / Y ya no sé quien grita en la noche / Tú o yo / Y ya no sé, ¿mi rodilla humilde / La hinco hacia Ti / O me doblego en vano / Para mirar en mi? / Soy solo, Señor, / Pero aún no tanto / Para no poder levantarme / Y colocar mi nada en Tu Obra…» (Salmo 151).

Viendo los muchos sufrimientos que padece el hombre en un mundo contemporáneo lleno de tentaciones materiales y marcado por un vacío interior que está aumentando cada día más, Dorel Vișan se queja a Dios y le pide hacer brotar de nuevo la luz desde las tinieblas cotidianas.

A parte de los temas que se devuelven en sintonía con los de los salmos davídicos, los versos del autor rumano, que corren con ímpetu y esperanza de su manantial, dan a luz las raíces de una gran experiencia de vida interior que está buscando las esencias escondidas detrás de unas palabras sencillas que se entrelazan con naturaleza, arrancando al lector de su soledad.

Los salmos de Dorel Vișan (en la traducción de Christian Tămaș) huyen de los dogmatismos pero abren con sutilidad el alma y el corazón hacia la introspección personal, donde los grandes temas de la humanidad, como la libertad, la justicia, la dignidad de la persona humana y la busca de la verdad, se convierten en sujetos de meditación y de comunión con la Realidad.

 

Christian Tămaș

© Ars Longa, 2012

ars-longa

Anunțuri

Despre Christian Tamas

Orientalist, Writer, Translator (8 foreign languages: Arabic, French, English, Italian, Spanish, Portuguese, Irish, Catalan), Arts and Humanities Researcher
Acest articol a fost publicat în actores rumanos, escritores rumanos, poemas, poesía mistica, poetas rumanos și etichetat , , , , . Pune un semn de carte cu legătura permanentă.

Lasă un răspuns

Completează mai jos detaliile tale sau dă clic pe un icon pentru a te autentifica:

Logo WordPress.com

Comentezi folosind contul tău WordPress.com. Dezautentificare / Schimbă )

Poză Twitter

Comentezi folosind contul tău Twitter. Dezautentificare / Schimbă )

Fotografie Facebook

Comentezi folosind contul tău Facebook. Dezautentificare / Schimbă )

Fotografie Google+

Comentezi folosind contul tău Google+. Dezautentificare / Schimbă )

Conectare la %s